1 comentario


  1. Bien llevado el tema, está bueno que el final exprese el máximo de daño que puede provocar esta práctica, e incluso (a propósito o no), demostraron que los adultos y la escuela a veces no estamos a la altura ni del problema ni de la solución

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *